una mirada con humor

La sombra del laurel

 

Todos los escritores soñamos, alguna vez, coronarnos de laureles. Pero la sombra del laurel es alargada… Los laureles pesan, y es muy fácil caer de las alturas. En esta novela, escrita a modo de diario, con una prosa ágil, íntima, a ratos apasionada y a ratos irónica, se desvelan los anhelos y las dudas de una escritora inspirada, pero un poco perdida, así como los entresijos del mundillo editorial, al que tantos autores noveles y principiantes aspiran a acceder. 

¿Para quién escribimos? ¿A qué aspiramos? ¿Qué estamos dispuestos a hacer para triunfar? ¿Qué significa el éxito? ¿Hay demasiados escritores, y nada nuevo bajo el sol? ¿Qué futuro tienen los libros? Estos y muchos otros interrogantes afloran en un breve relato que se lee en una tarde de verano… o de invierno. ¡Os invito a explorarlo! 

Lo que dicen mis lectores

Humor y lirismo

Atrapa desde la primera línea. La autora combina el humor, la crítica más ácida y el lirismo más encendido en una mezcla que se lee sin apenas percatarse.  Hay mucho más que literatura, en esta novela. ¡Cuando terminas quieres más!

Mario G., lector

 

Tremendamente sincera

Aunque la autora insiste en que la novela no es autobiográfica, se captan en ella muchas vivencias personales y conocimiento de primera mano.  Hay capítulos que duelen, y otros entusiasman. En todos ellos se percibe, eso sí, una voz sincera y valiente, que desvela sin tapujos las luces y las sombras del mundillo literario, demasiado cautivo, quizás, de los intereses económicos. Un canto a la literatura libre e inspirada.

Iñaki T., lector